Expresión artística

Son diversos los ámbitos en los que se mueve la Expresión Artística, desde los audiovisuales, pasando por la expresión grafico-plástica, el volumen, una gran cantidad de técnicas, tanto bidimensionales como tridimensionales, hasta la expresión corporal, la música, etc. En ese sentido el ámbito de la Expresión Artística es muy amplio y rico en recursos, ejemplo de ello es la gran cantidad de asignaturas optativas que ofrece, más allá de las troncales y los Bachilleratos relacionados con ella. 

Se relacionan con la Expresión Artística, entre otros, lo recogido en la Competencia en Conciencia y Expresión Culturales de la etapa de Infantil, la cual dice, por ejemplo, que «se fomenta en esta etapa la expresión creativa de ideas, sentimientos y emociones a través de diversos lenguajes distintas formas artísticas.» o «Para ello, se acercará a los niños y niñas al mundo plástico y artístico»; o el área de Educación Artística en Primaria (la cual se puede dividir en Plástica y/o Música); en Secundaria, diferenciadas por cursos, las materias troncales de Música y Educación Plástica, Visual y Audiovisual y una larga lista de materias optativas, por ejemplo, Iniciación a la Expresión Artística (en 3º) y Expresión Artística (en 4º), Artes Escénicas y las materias optativas de creación propia propuestas por los Centros, muchas veces relacionadas con la Expresión Artística, así, Artesanía, Taller de Audiovisuales…y en Bachillerato son muchas las materias relacionadas con la Expresión Artística, la mayoría integradas en los Bachilleratos propios, por ejemplo Dibujo Artístico, Diseño Gráfico…   

A pesar de esa separación por áreas o asignaturas, que podría desfigurar el sentido de trabajar por competencias, tenemos que tener claro que la Expresión Artística tiene características que son óptimas para trabajar la transversalidad y ofrece la posibilidad de hacer transferencias en las actividades y tareas de otras asignaturas. Todo aquello relacionado con la Expresión Artística nos ofrece ingredientes inmejorables para trabajar la interculturalidad, la creatividad, la autonomía, para el trabajo en equipo, para la preparación y presentación de una producción final, etc. competencias, todas ellas, recogidas en el decreto.

Las asignaturas relacionadas con la Expresión Artística se pueden trabajar de manera interdisciplinar con las áreas y materias de Humanidades, también con las de Ciencias, y como no, con las Lenguas. Se dice que todas/os somos profesoras/es de lengua y que es responsabilidad de todas/os realizar ese trabajo integral, pues bien, mediante la Expresión Artística se trabajan también otros lenguajes, los cuales se utilizan, con frecuencia, en otras áreas y materias, sea el lenguaje visual (en sus diferentes configuraciones), sea el musical, sea el audiovisual y estético que son la base de la comunicación en los documentos, presentaciones y trabajos que se realizan con las/os niñas/os y alumnado. Como decía el pensador, escritor, artista y crítico de arte John Berger (1926-2017): «El lenguaje del arte es universal, atraviesa barreras culturales y nos une como seres humanos». 

Por tanto, aprovechemos los ricos recursos que nos da el lenguaje artístico para educar a personas críticas del siglo XXI. En estos tiempos en los que estamos viviendo y creciendo rodeados de imágenes, audiovisuales, coreografías…, sobre todo ligadas al ocio, pueden ser recursos con mucho potencial, para educar a nuestras/os niñas/os y alumnado desde un sentido crítico y valernos de esos lenguajes para que puedan expresar sus pensamientos, ideas y vivencias.  Como dice el profesor Joan Fontcuberta en su libro "La furia de las imágenes": «Las fotos pasan a actuar como mensajes que nos enviamos unos a otros. Antes la fotografía era una escritura, ahora es un lenguaje», se puede aplicar lo mismo a los otros lenguajes que forman la Expresión Artística.

Por otro lado, en un mundo en el que la diferencia entre lo analógico y lo digital se está difuminando, podemos encontrar en las TIC (de uso libre y en euskara) un extraordinario recurso para trabajar las lenguas que forman la Expresión Artística y para la transmisión del mensaje producido. También podemos utilizar diferentes recursos, objetos y materiales (que pueden ser reciclados y/o reutilizados, dando pie a la sostenibilidad) para que sean nuestras herramientas de trabajo (para construir, hacer música, para crear sonidos mediante la técnica Foley, para que formen parte de la producción final), con creatividad y sobre todo con imaginación. Como decía el pensador y escritor John Berger: «La imaginación es la capacidad de ver más allá de lo que está frente a nosotros».

La Expresión Artística alimentan las competencias clave de maneras diferentes y diversas, pero sobre todo la Competencia en Conciencia y Expresión Culturales (CCEC). El Decreto describe la competencia CCEC de la siguiente manera: «La competencia en conciencia y expresión culturales implica comprender y respetar la forma en que la ideas y el significado se expresan de forma creativa y se comunican en las distintas culturas, así como a través de una serie de artes y otras manifestaciones culturales. Implica esforzarse por comprender, desarrollar y expresar las ideas propias y un sentido de pertenencia a la sociedad o de desempeñar una función en esta en distintas formas y contextos, así como el enriquecimiento de la identidad a través del diálogo intercultural».

Por todo lo expuesto hasta ahora, queremos recordar el título de un libro de la escritora, profesora y miembro del colectivo Pedagogías Invisibles, María Acaso: La educación artística no son manualidades.  

Última actualización, 22/02/2024